HOTEL CAMBERLAND

Obra Nueva
Hotel 20 habitaciones
Proyecto : Ramiro Zubeldia,  arq.
Dirección : Roberto Zubeldia / Ramiro Zubeldia,  arqs.
Ubicación: Ruta 8, 64.5km / Pilar
Bs. As. / Argenitna
Sup. del terreno: 15.000m2
Sup. cubierta: 982m2
Sup. semicubierta: 315m2
Año de proyecto: 1998
Año de finalización: 2000
Fotografías: Juan Hitters / Gustavo Sosa Pinilla

Las condiciones del terreno en relación con la Ruta 8 determinaron el partido formal y funcional del proyecto.  Optamos por lograr un clima de privacidad y aislamiento con respecto al constante tráfico de camiones, generando un parque interno al que se abren física y visualmente la totalidad de las habitaciones.

En la primera visita al terreno, encontramos en el centro una pareja de Teros protegiendo su nido.  El Tero es un ave que habita en Sudamérica, y es muy común encontrarla en los campos de la pampa húmeda. Durante la incubación estas aves son extremadamente celosas y vigilantes. En esta época atacarán con furia a quien se acerque al nido, utilizando para defenderse despliegues amenazantes, en los que dejan ver sus intimidantes espolones.

El proyecto desarrolla la idea de un Tero (el cuerpo edificado), protegiendo al nido (parque interior).  El Lobby, cuerpo principal, está cubierto por un techo inclinado en aluminio compuesto que representa un pico abierto.  Las habitaciones, ubicadas en las alas, están articuladas por recintos de servicios que también fueron cubiertos por techos inclinados en aluminio, representando los espolones.

Las dos alas de habitaciones articuladas por el Lobby componen una “C”, con una circulación interna (peatonal) y una externa (vehicular), permitiendo tanto el acceso desde el exterior, estacionando el vehículo frente a cada habitación, como interior, a través del Lobby y por medio de una galería perimetral.

 

El Lobby se implanta sobre la “esquina” del terreno, abriéndose hacia el exterior, y convirtiéndose en el referente visual del hotel desde la ruta. Geométricamente, este sector surge de la superposición e interacción de las tensiones formales, funcionales y tecnológicas producidas por las alas de habitaciones, convirtiéndose de esta manera en el articulador del proyecto.

Entre las habitaciones y el parque se genera un espacio de transición formado por terrazas privadas y la galería perimetral.  El parque posee su foco visual en la piscina, que acompaña la geometría de las alas de habitaciones.

RAMIROZUBELDIA-CAMBERLAND TERO